Lo más importante para convertirse en voluntario de AFS es el identificarse con los propósitos de la organización, y respetar sus políticas y procedimientos establecidos. Algunos cargos voluntarios demandan requisitos especiales, tales como una edad mínima o alguna experiencia profesional específica.

Los voluntarios conforman comités locales que manejan las actividades programáticas de la organización en forma directa hacia los participantes, padres de familia, educadores y otras personas.

Iniciativa, responsabilidad, solidaridad y liderazgo son algunas de las destrezas comúnmente adquiridas o desarrolladas por los voluntarios de AFS.